Bronceado en 10 minutos de caña de azucar

En sólo 10 minutos, natural, sano y sin manchas. En sólo 10 minutos, natural, sano y sin manchas. La última revolución en bronceado sin sol y sin UVA se llama Bronceado DHA, y está ya disponible en Mar García Estética Avanzada El bronceado DHA es un sistema 100% natural de bronceado sin sol y sin UVA, que permite obtener un bronceado espectacular e inmediato sin riesgos para la piel, en una única sesión de 10 min. El equipo de bronceado Sunlight incorpora una exclusiva tecnología llamada micronización que lo diferencia radicalmente del resto de equipos del mercado, eliminando los riesgos de resultados indeseados que producen tanto cabinas automáticas como compresores y aerógrafos. Los laboratorios Corpora han desarrollado una loción bronceadora DHA pura, sin tintes ni colorantes, que reacciona con las proteínas de la piel y genera un bronceado inmediato, que se intensifica progresivamente hasta alcanzar su máxima intensidad en 24 horas. ¡Disfruta ya de un bronceado natural, idéntico al que obtendrías tras 10 días de playa, durante toda una semana! CÓMO SE APLICA Bronceado por pulverización de DHA. El Bronceado CORPORA es aplicado de forma manual por una esteticienne, sin cabina, ya que sólo así podremos controlar la intensidad y los resultados. Además así el cliente puede optar entre una sesión facial + escote, unas piernas, o un corporal completo. La sesión es muy rápida y apenas durará 15 o 20 minutos. Es fundamental que la piel del cliente esté perfectamente limpia antes de la pulverización, por lo que se aconseja una exfoliación previa. Si la sesión es sólo facial, bastará con aplicar las Toallitas Exfoliantes Corpora. Si la sesión es de cuerpo completo, es indispensable una exfoliación corporal completa, tanto si la hace la esteticienne como si ya viene exfoliado de casa. Se colocará de pie, relajado, frente a la esteticienne. No hará falta proteger la ropa ni el pelo, ya que la loción CORPORA, al ser 100% natural y no contener colorantes, no mancha. A continuación la esteticienne pulverizará la loción bronceadora sobre el cliente: la sensación para el cliente es muy agradable, como una bruma finísima, como vapor de agua. De forma instantánea, la loción bronceadora reaccionará con las proteínas de la piel y generará un bronceado que se apreciará de forma inmediata. El cliente puede mirarse a un espejo; si lo desea, se puede intensificar el bronceado haciendo una nueva aplicación. En todo caso el bronceado continuará incrementandose (aproximadamente un 20%) en las próximas horas. Es por eso que durante las siguientes 8 horas el cliente no deberá ducharse, ni sudar. Pasado ese plazo, puede ducharse tranquilamente y hacer vida normal, cuidando de hidratarse al máximo la piel. Así de fácil; el bronceado de todo un verano en sólo una sesión de 5 minutos.