CROMOTERAPIA

Se ha sabido durante miles de años que el color juega un papel importante en la creación de un estado de ánimo particular. Puede influir en los sentimientos, emociones, afectar la creatividad, y un sin fin de estados psicológicos, así como físicos. La colorterapia/cromoterapia incluso podría ser algo que encontramos todos los días en todas las cosas que nos rodean, por ejemplo: cuando caminamos afuera y la experiencia de optimismo inducida por el cielo azul o el color del sol tiene un efecto muy distinto a cuando lo hacemos en un día gris. uera y la experiencia de optimismo inducida por el cielo azul o el color del sol tiene un efecto muy distinto a cuando lo hacemos en un día gris. Es una técnica que se emplea en la medicina alternativa que consiste en curar enfermedades físicas y trastornos emocionales utilizando ciertos colores aplicados en nuestros chakras (7 centros espirituales que se encuentran a lo largo de nuestra columna vertebral). Es también conocida como la Terapia del Color o Colorterapia. Esta técnica se basa en la afirmación de que los colores tienen la capacidad de crear emociones y sensaciones positivas en el organismo. Considerando así a cada color como un instrumento terapéutico. Según Carol Jackson, autora del libro “Color me Beautiful”, la cromoterapia es una excelente forma de mejorar la mente y el espíritu. En el libro la autora da varios ejemplos acerca de por qué algunos colores que se suelen usar en la forma de vestir, pueden incluso resaltar el color de los ojos o del cabello de las personas; esto no ocurre por el color de la piel, sino, porque algunos colores en nuestro cuerpo son planos y otros nos complementan. Según la autora, cuando elegimos los colores que se adaptan a nuestra personalidad, también podemos obtener mejor resultados en las cosas que hacemos. Actualmente, hay bastante evidencia científica que demuestra que las terapias del color son efectivas, ya que solemos responder emocional y psicológicamente de una u otra forma a ciertos colores. La cromoterapia es utilizada como tratamiento desde hace muchos años atrás y ha resultado muy efectiva en la cura de enfermedades cuando además se combina con otros métodos. Son 7 los colores principales que se utilizan en colorterapia El rojo: En el aspecto físico facilita la circulación sanguínea, estimula el correcto funcionamiento del hígado y bronquios. Y se utiliza para tratar la anemia. El naranja: Problemas urinarios, favorece el equilibrio energético de los riñones y es excelente en el tratamiento de cálculos vesiculares, Dolor lumbar, Asma o alergias y Cándida El amarillo:Favorece el funcionamiento del sistema digestivo eliminando el estreñimiento e inflamación del abdomen, además actúa como antiséptico por lo que es muy útil en el tratamiento de enfermedades de la piel, estimula el cerebro, favoreciendo la concentración y mejorando los reflejos, se pueden tratar problemas de úlceras El verde: Aumenta las defensas del cuerpo, muy útil en tratamiento de fracturas, ya que estimula el crecimiento y ayuda a personas que padecen problemas de corazón porque relaja los nervios. El turquesa: Útil combatiendo infecciones, refuerza el sistema inmunológico, disminuye las inflamaciones de la garganta, útil en desequilibrios de la tiroides y glándulas inflamadas. El azul: Reduce el dolor gracias su efecto calmante, ayuda en el asma, ronquera, faringitis y todas las enfermedades de la garganta, útil para combatir los trastornos del sueño, es muy útil para problemas asociados a la menopausia y trastornos hormonales El violeta: Calma dolores de cabeza como la migraña, activa la imaginación, promueve la inspiración y es útil para la meditación, es útil para problemas mentales, se pueden tratar erupciones de la piel y apacigua los miedos, la cólera y el nerviosismo. Cada color tiene propiedades y efectos únicos. Es por esta razón que en la cromoterapia es muy importante qué color se emplea y qué parte del cuerpo es donde se aplica. Los colores no pueden utilizarse al azar ni ser puestos en cualquier parte del cuerpo, incluso aplicarlo por más tiempo puede ocasionar un efecto contrario al que se busca.